martes, febrero 14, 2012

La Fiscalía se aparta en el 'caso Manzano'

EL MUNDO

La Fiscalía se aparta en el 'caso Manzano'

El fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, decide no recurrir el auto de archivo

La Fiscalía Provincial de Madrid decidió ayer que no recurrirá el auto de archivo del procedimiento en el que estaba imputado el ex jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano por posible destrucción de pruebas del 11-M. La acusación pública no descarta adherirse a alguno de los recursos de casación que con toda seguridad presentarán las víctimas, aunque las fuentes fiscales consultadas admitieron que esa posibilidad también es remota.

Hasta ahora, el representante del Ministerio Fiscal en la causa, Conrado Saiz, siempre se había mostrado partidario de continuar con la investigación, con argumentos jurídicos opuestos a los que expone la Audiencia en la resolución notificada el viernes en la que acuerda el sobreseimiento. Sin embargo, en una reunión ayer con el fiscal jefe de Madrid, Eduardo Esteban, muy cercano al ex ministro Mariano Fernández Bermejo, se decidió que la Fiscalía no seguirá ejerciendo la acusación contra Sánchez Manzano.

La Audiencia de Madrid acogió uno de los argumentos de la defensa del ex jefe de los Tedax y ordenó archivar la causa sin entrar a valorar si existían indicios de delito, sino por aplicación del principio de cosa juzgada, que impide que unos mismos hechos sean enjuiciados dos veces por órganos judiciales diferentes.

El tribunal concluye que entre una denuncia genérica de cinco folios que un juzgado despachó en 2009 sin practicar ninguna diligencia y la detallada querella de las víctimas que ahora instruía la juez Coro Cillán «se narra de manera absolutamente coincidente la -afirmada- ocultación» de pruebas.

La Fiscalía se había opuesto a la pretensión de archivar de la causa. En relación a la cosa juzgada, argumentaba que «este procedimiento no se centra en una revisión de la pericial sobre los explosivos», que sería la pretensión de la primera denuncia, «sino que se refiere a un estadio previo, como fue la recogida de evidencias o restos de las explosiones y muestras de explosivos de los cuatro focos de las explosiones, su posterior traslado a dependencias judiciales y su posible destrucción o desaparición al margen de cualquier normativa, así como por un posible delito de falso testimonio en causa penal».

Fuentes de la Fiscalía Provincial explicaron que «no hay contra- dicción», sino que se limitan a asumir el criterio del tribunal, aunque sea distinto. El Tribunal Supremo, no obstante, tendrá que pronunciarse en todo caso, pues la Asociación de Víctimas del 11-M confirmó que presentará un recurso.